Thursday, January 13, 2011

winter in (Baja) California



Don´t know if I´ll make it through this winter without you by my side
I waited for you so long while I traveled far and wide
convinced myself there´s no one better so how can I deny
your love, is like a thorn into my side.

My friends, they understand me better but don´t whisper goodnight
I want a lover and a sister but we know that´s not right
you used to listen to my music, I always wondered why
I wish I could pretend you make me try.

I want the days to come, I want these sleepless nights to end
I lie here thinking how I lost you to all your stupid friends
you made me feel so foolish for the twenty-second time
your love might be the last time that I try.

Don´t know if I´ll make it through this winter without you on my own
I waited here for you forever, I can´t believe you´d go
I may not have all the answers but I´d rather never know
your love was such a heavy, heavy blow.

Goodnight my love, you seemed so nice ´til I knew you better
now I know you´re always thinking twice about what might be better.
On the outside there´s no conscience, you´re a victim of your cautiousness
you don´t try, you just lie there hoping that someone will come to make it right.

"Winter", The Dodos.


Entonces, por ahí de octubre/noviembre me enteré vía twitter y newsletter de que The Dresden Dolls iban a tocar SOLAMENTE dos fechas post mini tour de reunión para terminar el año: una en San Diego el 30 de diciembre y la última el 31 de diciembre en San Francisco, así que apliqué uno de mis famosos movimientos impulsivos fan from hell y en cuanto salieron a la venta los boletos compré el mío después de haberme puesto de acuerdo con Nora, Marisol y Pola de que iríamos las tres y haríamos un girly road trip a San Diego, ya que ellas viven en Mexicali y todos esos rumbos fronterizos son de lo más familiares para ellas.
Claro que luego pensé "¿Y con qué dinero te vas a pagar el viaje Gabriela, a ver, eh?" y entonces vinieron semanas austeras en las que sólo me dediqué a no gastar dinero a lo estúpido (también vendí a mi primogénito y renté mi útero a una pareja desesperada, pero esas historias no tienen importancia en este post) y lo logré, compré mis boletos de avión: de ida a Mexicali y regreso desde Los Angeles, ya que mi amigo Chits me haría el paro -como siempre que me lanzo a un concierto, gracias- de darme asilo un par de días para que no tuviera que regresarme el 31 o el 1 de enero y pagara miles de pesos más sólo por las fechas festivas, y así fue como mis vacaciones de invierno las pasé en Baja California y California, una semana que me sirvió para alivianar mi usual bitterness ya que estuvo llena de buena onda, #TDKC, amigos, pisteo, cheves, acentos norteños muy lindos, expresiones del norte que he ido mezclando con mis chilanguismos, gatos, cuervos, música, fanfromhellismo, antigripales, autos, moda y rock n´ roll (uh oh uuhh oohh), pero sobre todo con mucho frío, yo que ilusamente creía que en esos calurosos estados no existían los suéteres y el invierno no llegaba, me fue probado todo lo contrario.

Ahora sí, la crónica en fotos y videos de esos últimos días del 2010 tan chingones que tuve el gusto de pasar:

Al llegar a un Costco gringo nos recibió un pajarillo adentro de la tienda, ahí parado en un anuncio de precio. Los crueles empleados nos dijeron que llevaba días ahí adentro, groseros.

Coco, el gato de Nora al que extrañamente le caí muy bien (normalmente los gatos me odian).

Le caí tan bien a Coco que decidió pasar toda una noche conmigo, pero no junto a mí, sino sobre mí. No me quejo, fue una gran ayuda contra el frío.

"Tráiganme la cabeza de Darth Vader en una charola de plata."

Gilda, impresa sobre un cojín, bebe una cerveza oscura.

Must, as usual: Comida china en Mexicali. Mónica , Gilda y Garba (cuya identidad tenemos prohibido revelar) posan después del atascón. Era miércoles creo y el restaurante estaba hasta la madre, parecía que regalaban despensas y las familias enteras no paraban de llegar a la entrada, pero valió la pena empuercar ese día, todo estaba re-bueno.

No, no es un graffiti callejero cualquiera, era parte de una expo en el Bar Mónaco. Ajá.

Noche de cervezotas a $25, yes please. Cheers!

Marisol nos juzga en silencio: "Borrachos escandalosos".

Creí que era una hielerita en plena calle y dije "Qué práctico" pero no, era un cenicero/ bote de basura.

Desde mi último incidente con la migra la frontera siempre me da miedo, pero esta vez todo fue legal y hasta tengo un permiso mágico vigente hasta abril.

El aro de cebolla que también funge como práctico accesorio casual.

Jack in the box, Calexico.

La crisis económica le pega a todos, hasta a Vicente Fernández, quien ahora es el orgulloso patrocinador del dieciocho de Budweiser en los minisupers.

San Diego!

The Bristol, el hotel en SD.

Me impresiona la capacidad inconsciente de todas las personas de llegar a un cuarto de hotel, sacar las cosas de las maletas sin necesidad alguna, y convertir ese lugar en un mercado instantáneo. Todos lo hacemos, no se hagan güeyes.

Penúltimo día del año aún, pero a este bar ya le urgía la fiesta.

HOB SD.

Afuera de House of Blues, la fila interminable de freaks (nosotras incluídas), algunos disfrazados, otros semi desnudos, unos más con corsés puestos, pero todos felices.

Word.

Un chico muy cool y su novio estaban formados delante de mí, llevaba puesta una sudadera de Amanda Palmer que me vi tentada a robarle.

We got awesome seats by the bar. Ya estamos viejas para el mosh pit. Y somos unas damas.

Jason Webley, el hombre del acordeón.

Jason hizo que todo el público se pusiera borracho, más bien, actuaran como borrachos después de dar 12 vueltas sobre sus propios ejes para cantar la drunk song apropiadamente.

Les pidió que apuntaran con el índice al cielo y luego dieran vueltas y vueltas mientras él contaba.

Aquí un video que grabé y explica mejor la spin-drunk situation:



Dresden Dolls salen al escenario, todas gritamos como adolescentes histéricas.


Brian y su sombrero.

Amanda Fucking Palmer.

Dolls holding hands.


Amanda. Yo me derrito.

Cabaret moment.

Awesomeness.


Hotness.

Encore.

Good night!

Videillos que también grabé: "Shores of California", "Girl anachronism" y "Coin operated boy"








Salimos a caminar buscando party y encontramos el bar perfecto para Degetau y para mí, pero no entramos, el hambre era mucha y mejor buscamos cena.

Fuimos a una pizzería con auténticos italianos. Con gritos y groserías en italiano y todo.


Rumbo al hotel vi otro bar hecho para mí: The Tipsy Crow. No confundir con Drinky Crow.

Nora y yo emprendimos, en nuestro plan austero y alcohólico, una búsqueda de cerveza por las tiendas de San Diego para poder beber en el cuarto de hotel, para nuestra desgracia todos los 7-11 del centro dejaban de vender alcohol a las 10 de la noche y los supermercados a las 12. Fue decepcionante cuando un policía de Ralphs me quitó el six de Newcastle de las manos porque "dieron las doce mientras usted estaba en la fila, ahora ya no puede pagar", peor que cuando te dicen que Santa Claus no existe. Después de nuestro fallido recorrido sólo me quedó tomarme una foto en el espejo del lobby, Nora llegó corriendo a colarse en ella.

Me, the hobo in the elevator.

En nuestra desesperación, intentamos abrir el minibar pero estaba bajo llave. Al principio nos ofendimos pero luego decidimos que era buena idea, nos hubiéramos quedado (más) pobres de haber consumido esas mini botellas.

Así que opté por meterme a la tina e irme a dormir. Esta foto de la tina es para darle envidia a Adriana, con quien había discutido unos días antes que lo que nos hacía falta -entre otras cosas- era un baño en tina para relajarnos y bajarle a nuestra amarguez. Lero lero.

Brunch. Sin mimosas pero con bagels.

La vista desde el brunch: niños intentando patinar, cayéndose una y otra vez. Muy entretenido.

Ladies: Marisol, Nora y Pola, censuradas a petición popular (popular = Nora).

De la sección "fotos de auto reflejos": ¡Soy un nerd!

Mientras mis acompañantes compraban cosméticos y cosas normales de chicas en Rite Aid, yo me aburrí como niño que espera a su mamá mientras compra ropa interior, y me salí a tomar fotos al estacionamiento. Tan lela.

Dos GRANDES gangas que adquirí en una librería de usados: Love is hell y Work is hell de Matt Groening, ediciones de 1985 a $3 dlls. cada uno.

Pensamientos profundos en Pinkberry.

Un viaje más con la aparición de Rosafante, esta vez en forma de copa de cerveza.

"Sé natural, pistea bichi", Nora/Mexicali dixit.

10. 10. 10 Feliz cumpleaños no. 27 para mí, un poco tarde.

Yay gay!

The XX, red wine edition.

Nora en "La colada #2", Marisol adorna incidentalmente el fondo con su look de niño californiano/hobo.

Viernes de jotería en el barrio de jotería.

Gabriela intenta tocar otro instrumento musical, como siempre, falla monumentalmente.

Happy New Year! Justo en la carretera San Diego-Los Angeles empezó un terrible dolor de garganta y amenaza de gripa, horas antes de que llegara la fiesta de año nuevo.

El DJ de la fiesta, era como un robot amenazante con un disco duro lleno de canciones en español.

El heat dish fue un gran descubrimiento en este viaje, nos salvó de morir congelados la noche del 31 de diciembre. Luego casi nos mata porque se calentó demasiado y un plástico de la lona casi se quema, aún así quiero uno.

La sidra sin alcohol que tenía sabor y consistencia de Gerber de manzana.

Cuervecitos reunidos en el poste de luz. Listillos.

¡Adiós cuervito!

Patito peatón en Venice Beach.

Lo primero que vi al entrar a la playa fue a esta pareja que claramente no había llegado a casa después de la fiesta de año nuevo, sentí envidia de ellos como hace mucho no sentía envidia de algo o alguien.

5 p.m.ish del primer día del 2011.

Gracias a la combinación accidental de Nyquil y Theraflu seguía sin sentir el cuerpo después de ocho horas, y alucinaba cada que cerraba los ojos, no tenía fuerza ni para evitar las fotos.

El santo patrono de los gimnasios.

Mamado beach. Ñangos absténganse.

Si algo nos enseñó Tom Hanks es que no hay que pedirle a Zoltar que nos lea la fortuna, así que no lo hice, no quise arriesgarme a despertar en el cuerpo de una señora de 55 años.

Van Gogh goes Venice.

We, the people who love stencils on the floor.

Baywatch sunset.

El bote de basura se oponía firmemente a Wikileaks. Bah, él qué sabe.

Waltz? Foxtrot? Swing? Boogie woogie? Rock? Disco? Bossa nova? Samba? Oh, so many choices.

Los gatos me persiguieron en este viaje, me están haciendo considerar el adoptar uno. Aquí ilustraban el banner de una joyería china. Classy.

El mural de la Quinceañera, no hay nada más East LA que esto. Ni siquiera unos cholos en coches de esos que brincan.

Más de la sección "bad idea brands": Mama Love, papel sanitario. Sienta el amor de mamá en sus glúteos.

Sunset Boulevard at night.

Yo no fui, así estaba cuando llegué. Un hobo perdió su casa afuera de Amoeba.

Martes de doble función gracias a que sólo pagamos un boleto de cine pero nos colamos a dos movies:

127 hours. It was good, James Franco se luce but I was not THAT impressed.

Black Swan. Perfection brought to you by Natalie Portman.

Oh Natalie, first you bring me to heaven with Black Swan and then you take me to hell with your pregnancy and engagement announcements and this piece of shit chick flick. Ashton Kutcher, really? REALLY?! But I have to admit I wanted to steal that poster cardboard thingy.

Imperial highway, looks so familiar now.

Beatles billboards, they were everywhere. A really pleasant sight.

La Brea tar pit museum. Mi referencia girly-pendeja de este lugar es que fue una de las locaciones de My Girl 2.

Paquidermos prehistóricos.

El lago burbujeante que olía a cera caliente para depilar.


Elefante suicida.

Escultura de macarrones monstruo. O en honor a ellos.

Square.

Conocí al cuervo de mi tatuaje una tarde afuera del LACMA , sólo que en un árbol con hojas. Tan lindo y solito él.

Catfight!

Me da mucho cargo de conciencia pensar que por tardarme tomando esta última foto llegó una policía de tránsito segundos antes que nosotros al coche y puso una multa de $150 dlls. por seguir estacionados en una zona de parquímetros que sólo estaba permitida hasta las 4 de la tarde, ni cómo discutirle. Perdón Chits, luego te coopero para la multa, pero mira qué bonita salió la foto.

Pensé que era broma pero no, ¿adivinen quién toca en El Rey? Sí, en donde hace poco más de un año fui a ver a The Duke Spirit, los Hello Seahorse!, orgullo nacional o algo, o todo lo contrario. (Awkward pause, mixed feelings.)

Gabriela: Mirror, mirror on the parking lot wall, who´s the ugliest of them all?
Mirror: You.

Randomness: Whoopi Goldberg tiene una estrella en el Walk of fame. Ah, las épocas de Ghost y Sister Act.

¡Tu mamá en tanga y Crocs gigantes bailando reggaetón encima de la estrella de Erik Estrada!

Hollywoodeando de noche.

American Cinematheque. Loco.

Pare de sufrirts en plena Hollywood Avenue. Paren de mamar.

Si está usted aburrido en el freeway, saque la cámara por la ventana y tome una foto random a los coches detrás de usted, se verá algo así.

Gracias al plan austero, mi última bebida antes de huir al aeropuerto fue una latota de Coors que bebí en la cocina, white trash style. Sólo me faltó estar viendo Jerry Springer en la TV.

Blurry LAX.

Justin Bieber escribió un libro bestseller. E incluye un poster. Y yo aquí de imbécil escribiendo en un blog.

Adiós California.

La foto clásica en el claustrofóbico baño de avión para finalizar, ahora con un twist invernal y con vías respiratorias en sufrimiento.


*EXTRA
Ejercicio divertido: cuente usted las imágenes de cuervos que aparecen en este post y gane un premio.

8 comments:

SO3 said...

La foto de "pajarillo" cuenta?

Porque sino son 3, o 4? mmmm ya, qué gané?

avedeeo said...

Que risa la foto de coco durmiendo SOBRE ti, gato confiancitas.

twisted faerie said...

Ya las conté. What do I win?

Elza said...

Conocí a The Dresden dolls gracias a tus tweets y ahora me gusta mucho. Me encanta cuando haces el recuento de tus viajes por que da la impresión de que difrutas las cosas de manera plena y tal cual como una vez dijiste, para eso trabajas tanto. Un saludo.

52X Max said...

y aparte de todo compraste libros de Life in Hell?

mmm, creo ke es envidia lo ke siento.

Adriana Degetau said...

Ahhhh, excelente por los elefantes rosas y los whiskys y los gatos y las amigas y los cuervos. Pero mejor por Amanda Fuckin Palmer y el guapo guapo de Brian.
Y gracias por mis souvenirs --lagrimiti.

Gabriela/undies said...

Sotres: No, esa no cuenta porque era un vulgar gorrioncito. Y no, no es la cifra correcta. Un intento más.

Gilda: El siguiente paso es que me digas el número que tengas en mente, luego multiplícalo por 3 y divídelo entre 4 y adivina en qué carta estoy pensando. Si le atinas ganas el premio imaginario.

Elza: Haces bien en escuchar a Dresden Dolls, qué bueno que le hiciste caso a esta simple pobladora y sus sugerencias. Y sí, realmente disfruto esos viajes haciendo lo que más me gusta, mientras no tenga hijos, esposa, esposo o una hipoteca que pagar seguiré invirtiendo bien mi dinero.

Nacho: Sólo me faltó Childhood is hell porque no lo tenían.

Adri: De nada.

Un tal Juan said...

cómo me hubiera gustado ver las peludas axilas de amandititita palmer... !