Monday, December 01, 2008

(dee dee na na na!) saturday night

El sábado iba a ser tranquilo porque todos estábamos cansados y algo pobres, pero la noche nos sorprendió y debrayó en varias paradas por la ciudad en búsqueda de fiesta o algo parecido: empezando en la posada/ velada navideña de mi ex-extraña-ex-escuela en la que por alguna u otra razón siempre termino haciendo acto de presencia cada año, sólo para sentirme más fuera de lugar cada vez; luego a una celebración fallida en la Condesa de donde pasamos a una cena de salchichas, cerveza y vino; un encuentro inesperado mientras caminábamos nos llevó al Museo de la Ciudad, donde no pudimos entrar a una so-called super VIP artsy party, pero mejor nos divertimos con el célebre Primo de Verdad y luego a deambular por la Roma de una birthday party a un bar cubano a pelearnos con un sillón abandonado y de regreso a la Condesa para recoger los coches e ir a casa.

It was fun.

Resulta que ahora la escuela es reconocida por su equipo de porristas (en mi tiempo no existía tal). La pregunta es si las porristas van a los juegos de basket y volley a echarle porras a las otras chicas en esos outfits, you know, all-girl school. That, I would like to see. Maldito sea mi fetiche de cheerleaders.

Los que vieron Bring it on entenderán mi foto del Spirit Stick. Chistorete de teen movie, disculpen.

Primo de Verdad tiene una estatua afuera del metro Pino Suárez por si se lo preguntaban.

He enjoys lap dances and men sitting on his legs, oh yeah. Picarón.
Neh, la verdad es que solamente le estaba diciendo su lista de regalos para navidad, a falta de Santa Claus pues Primo de Verdad.

Post- lap dance. Los dos lo disfrutaron aparentemente.

El dueño del bar cubano que nos intimidó a todos (el dueño, no el bar) y temimos por nuestras vidas. Foto por Antonio.

Las chicas que no paraban de bailar y opacaron a los presentes en la pista más pequeña del mundo.

Mojitos que eran como agua de alberca de playa de Ebrard con un ligero sabor a ron.

En una esquina había un sillón abandonado. Pensamos hacer una recreación de Juno cuando le dice a Paulie que está embarazada, pero nos faltó la pipa y la alfombra de tigre.

Entonces mejor nos dedicamos a patearlo y a pelear con él para desahogarnos. Pseudo vandalismo teto, yay!

Conquistando el sofá. Me sentía especialmente pixeleada ese día.

8 comments:

Xavier said...

Malditos sillones.

Un tal Juan said...

Envidio esos días! Es especialmente divertido tener de esas aventuras en donde te sientes como un perro callejero.

Faltó que hurtaran el palo del orgullo de las porristas, hubiera sido genial.

¡Y atropellar al Decano!

good times!

Towers, Gabriela said...

"Palo del orgullo" suena mmm... egocéntrico jajaja, me quedo con el nombre de Bastón del Espíritu, muchas gracias.

Sí, es muy divertido deambular por la ciudad, sobre todo en la Roma, en donde reafirmamos el nuevo slogan "Col. Roma: lugar donde se graban comerciales y toman fotos."

Sólo nos faltó secuestrar al Decano, enrollarlo en una alfombra y aventarlo a un barranco.

SO3 said...

no manches un sillón!!!! jajajaja que noche tan más chingona!!! Era como pásele, está usted en su casa!!!

Anonymous said...

Asì se divierten los vagabundos aprendices de pordioseros en la Ciudad de Mèxico. Muy recomendable. Con menos de 100 varitos la armas.

Adriana Degetau said...

No manches que fuiste al Yaocas.

· Ademyr · said...

Me sentía especialmente pixeleada ese día.

AJAJAJAJAJJJAJA !!!

que cagado !

Como, Cuando y Don_De said...

No me fije que se me salio mi Spirit Stick al subirme a la estatua. Gracias por la censura tan generosa!