Thursday, April 10, 2008

zombie mode o de cómo escupo en el horario de verano

Esta foto es de hace como un mes y ya traía cara de cansancio y ojeras, ¡imaginen cómo están ahora! muchos emos envidiarían mi delineado y sombreado natural en los ojos. Nótese mi ojo loquito a la Thom Yorke.

Desde el domingo en la noche no puedo dormir, ni para recuperar el sueño atrasado de la fiesta, baile y alcohol del fin de semana (que mas bien fue la fiesta de TODA la semana pasada), sigo arrastrando ese cansancio.

Y es que el domingo se cambió el horario y ahora tenemos una hora o dos de luz extra, sí, que padrísimo, pero mi cuerpo se niega a acostumbrarse y exige que anochezca más temprano. I´m a night person you know, yo funciono en cuanto cae la noche y con más horas de luz me descontrolan todo y me quitan tiempo de funcionamiento y "trabajo" normal; por más que me he acostado desde las 11 ó 12 en la cama, no hago mas que dar vueltas y vueltas, debrayarme, rezar a todos los santos conocidos porque llegue el dulce, dulce descanso; pensar en cosas impensables a altas horas de la madrugada, tomar tés calmantes y leche caliente que sólo hacen que me levante cada diez minutos al baño y se vuelva aún más imposible la tarea de conciliar el sueño. En fin, un desastre.

Mi dañado cuerpecillo ha resentido el no haber dormido más de unas diez horas en total en toda la semana, mis defensas bajaron y ahora además de tener que aguantar el calor y el insomnio tengo que pelear con una amenaza de gripa desde hace dos días, pero creo que voy ganando, ¡bendito! porque ya viene el fin de semana y no me gusta estar enferma para la fiesta (ajá sí cálmate party animal).

Así que bajo ese pretexto, hoy me doparé con un par de cápsulas tipo NyQuil que sirven hasta para tumbar caballos en celo y disfrutaré los alucines, profundo sueño y sudoraciones que siempre me dan, aahh cómo me gusta esa medicina. Por si eso no fuera suficiente, también veré algo completamente de hueva y somnoliento en la tele, como ahora que estoy viendo la repetición de Corazón Salvaje con Eduardo Palomo (Q.E.P.D.) y Edith González pero mas que sueño me están dando ganas de quitarme la vida, buscaré algo más ameno, como infomerciales o alguna película mexicana y apagaré todas las luces. Perfecto.

Como se puede leer, la falta de sueño también afectó mi capacidad creativa y aumentó mi capacidad de escribir quejas sin sentido.

¡Buenas noches! (hope so)

3 comments:

Un tal Juan said...

Creo que a nadie le gusta el horario de Verano, yo recuerdo cuando era niño, que las fuerzas políticas no se metían con el tiempo, ni el horario, ¿ahora qué sigue? Deberían cambiar el horario de una forma drástica para evitar el calor, me refiero a que deberían pasar la hora de dormir en el día y en la noche hacer toda la vida laboral... a ver... a ver... a que no se atreven...

Extrañaba leerte...
besos!

Iza. La desquiciada favorita de chicos y grandes said...

comparto la opinión contra el horario de verano, desde que comenzo y desde que hace calor todos los días que ya no puedo dormir y paresco es presidiaria levantandome a media noche con delirios de persecusión y una vocecilla que me dice;debes levantarte ya...... han pisoteado mi pobre reloj biológico. saludos

Defeña salerosa said...

Diez horas a la semans í est´pa cabrón, si bien de repente soy refiestera y me aviento dos días sin dormi, lo hago bajo la condición (a mí misma) de darme el domindo mínimo 12 horas de sueño continuo.

Y usté quéjese, salen post chidos cuando uno se queja jajaja!!