Monday, December 28, 2009

la venganza de Lorena

Por burlarme de la firma de Lorena Ochoa patrocinando cierta bebida alcohólica light, mis queridos empleados de Starbucks me la regresaron en pleno día de Navidad. Resulta que el 25 de diciembre fui al cine y luego por un café (porque así se celebra la Navidad hoy día, ¿qué no?) a uno de los Starfucks que se encontraba abierto en el cumpleaños del mismo Jesucristo; pedí mi joti-café festivo aka toffee nut latte y cuando me preguntaron mi nombre dije claramente GABRIELA, por eso de las confiancitas de la gente de decirme Gaby al segundo de conocerme, pero mi sorpresa fue grande cuando me entregan mi café y no venía en el vaso rojo navideño que a todo mundo le estaban dando, sino en un simplón vaso blanco, bummer pensé yo, justo en el mero día festivo no me toca el vasito decorado. Comprobé que fuera mi bebida y sí, lo era, sólo que no tenía mi nombre escrito, sino que decía LORENA, comprobé con la barista retard -el Starbucks de la plaza de M.A. de Quevedo donde está Sport City se caracteriza por tener a los baristas más ineptos de toda la ciudad- que fuera mi café y me dijo que sí, era un toffee nut latte para Lorena, como no había nadie más en la fila me lo llevé y procedí a disfrutar de mi bebida caliente, no sin antes escribir mi nombre en el vaso como debió haber hecho esa despistada muchachita desde el principio.

Lorena, donde quiera que estés, quien quiera que seas, espero hayas pasado una muy feliz Navidad. Cheers!



Aquí puede apreciarse al fondo que a una de mis acompañantes sí le dieron vasito rojo decorado y a mí no. Racistas.

10 comments:

SO3 said...

jajajajaja... Por decir que a Lorena Ochoa le gustan las mujeres y por decir que es infeliz jajajaja... Y sí tienes razón, son unos ineptos ahí, pues tú sabes...

Anonymous said...

y mientras las 2 acompañantes estaban metidisimas hablando de hombres y traiciones tu ni nos pelabas, metidisima en el conflicto existencial del vasito jajajaja y todo por culpa de las empleadetas esas ineficientes

Gabriela/undies said...

No no, mi berrinche existencial de ponerle el nombre al vaso fue cuando apenas nos sentamos en la mesa y antes de que empezaran las pláticas de hombres, traiciones y pérdidas de tiempo similares eh eh eh jaja.

Esas empleaduchas ineficientes que todavía tienen el descaro de sentarse atrás de la barra para esconderse de los clientes mientras echan la hueva, ¿querían trabajar en un Starbucks no? ¡pues se chingan si les toca chambear en Navidad! Ay, mi holiday bitterness está a todo lo que da, disculpen.

marisol said...

No me había tocado leer tu post del nombre, así que aprovecharé para comentar sobre ambos.

Yo aborrezco, ABORREZCO que me digan Mari. Mari puede significar tantos nombres, y está bien que no me guste el mío, pero no es para tanto, gracias a eso mucha gente ha pensado que me llamo Mariana, Maricela o Maribel y me han llamando así por años.

A mi exjefe le daba por cortarnos los nombres a todos, así que éramos Ed, Chuy, Meño, Rod, Mau, Fer, Clau, Lucy, Fabi y Mari, ya cuando andaba de ahorrativo, las últimas terminábamos siendo simplenente Lu, Fa y Ma.

Algunas veces me han cambiado el nombre al ordenar comida, no sé qué complejidad le ven al mío, otras mejor he usado uno falso, sólo por aburrida, o será un problema de personalidad múltiple?

Bonus, Gabriela me parece un nombre bonito, Gaby no me gusta y no tienes cara de Gaby así que nunca hubiera pensado en llamarte así.

Iza. La desquiciada favorita de chicos y grandes said...

sera que lorencha ochoa espia a quienes nos burlamos de ella???? que miedo, siento que sere la proxima en recibir un atentado de esos.
COn respecto a lo de los nombres no se que sea peor, que te acorten el nombre o que te lo alarguen???? a mi siempre me toca, siemrpe siempre siempre; que cuando me presento y digo "me llamo iza", alguien estupida/jocosamente empieza isabel? isadora? isaura? isela??? como si fuera yo lo suficientemente ridicula como para tener un nombre de esos y acortarlo para presentarme.

HO-SE said...

La magia de trabajar en Starbucks Coffee es que puedes tomarte lo que queda en la licuadora después de haber hecho la bebida.

Sacando cuentas al mes y con lo que cuesta el cafe no es que el salario sea el mínimo... la plusvalía asciende a 45 mil pesos. Y casi libres!!!

Un tal Juan said...

Mi nombre nunca ha tenido problemas starbucks es un rotundo, seco y fuerte ANSELMO. porque sabes que Un tal Juan No va a Starbucks.

Feliz Año Gavy! despídete de tu holiday bitterness! besos en el el mesías, digo, en las mejillas.

newcastle drunk said...

jajjajajaa
bueno te pusieron lorena para que tu misma escribieras tu nombre en el vaso jajaja.
bueno te quejabas de tu nombre ahora seras por siempre LORENA JAJAJA

Grajeda said...

Aquí entre nos no voy tan seguido al starbucks como quisiera...


Siempre me pongo nombres que solo he escuchado en la Sierra Norte de Puebla como:
Policarpio
Faudencio
Macario
Gorgonio
Gumaro
Klaxon

Y todos me ven feo... Racistas.

Octavia said...

no solo me pasaba a mi..
me han cambiado mil veces los nombres ..resignada cada vez q regreso pienso en un nombre "fácil"para los trabajadores y aun así..me lo siguen cambiando